Centro Oceanográfico

Volver

Centro Oceanográfico

Anterior / Siguiente

Buscamos una atmósfera adecuada para trabajar, concentrarse, relacionarse y descansar. El objetivo era recuperar el alma del oceanográfico y que el patio vuelva a ser el corazón del edificio, rodeado por 5 pilares sobre los que se apoya el paraboloide hiperbólico de 15x15m.

En la cubierta, los reflejos del agua darán ligereza a una pesada estructura de grandes dimensiones. Desde la entrada, la madera nos invita al despacho del investigador. La escalera de madera apoyada sobre una losa de hormigón se une al resto y nos invita a subir hacia la calidez de los despachos. Todas las instalaciones permiten la flexibilidad del edificio, para admitir cualquier cambio de uso en una tecnología que cambia constantemente.

Esperamos que cada persona que trabaje aquí disfrute en todo momento de este lugar y quiera volver a la mañana siguiente para dar otro paso adelante en la ciencia.